LA LOCURA DE LAS VACUNAS

Se trata de una pre-publicaci—n de un cap’tulo que finalizar‡ en el pr—ximo libro ÇCorona desenmascaradaČ de Sucharit Bhakdi y Karina Reiss.

ŔVendr‡n las cosas buenas solo a los que esperan?

Hasta ahora, la mayor’a del pśblico ha aceptado y apoyado el desarrollo de vacunas sin dudas y vacilaciones. Y con raz—n, ya que las vacunas pueden salvar vidas. Pero ninguna vacuna ser‡ perfecta ni estar‡ libre de efectos secundarios. Las vacunas śtiles deben cumplir dos requisitos importantes: 1. la vacuna debe ofrecer protecci—n contra una enfermedad grave o incluso potencialmente mortal; 2. sus efectos secundarios deben estar dentro de l’mites tolerables y aceptables.

A fin de cuentas, el beneficio debe ser mucho mayor que el riesgo. Suena l—gico, Ŕno? Y es verdad. ŔQuiŽn se vacunar’a contra un resfriado comśn si esto significara correr un riesgo incalculable de sufrir efectos secundarios graves?

Adem‡s, no todas las vacunas tienen que ser śtiles Bhakdi / Rei§, Corona desenmascarada 3

para cada persona. Al vivir en Alemania, no necesitamos una vacuna contra la fiebre amarilla, ya que aqu’ no ocurre.

Ya sabemos que COVID-19 pone en riesgo a un grupo claramente definido de personas, es decir, aquellos mayores de 70 a–os con enfermedades preexistentes graves. Para estas personas, la vacunaci—n contra el SARS-CoV-2 posiblemente tenga sentido. Por supuesto, antes de que pudieran comenzar tales vacunaciones, la eficacia de la vacuna y los peligros potenciales deber’an examinarse con mucho cuidado. Sin embargo, los estudios cl’nicos realizados hasta ahora han excluido precisamente a este grupo de pacientes, por lo que la eficacia y los riesgos segu’an siendo desconocidos antes del lanzamiento de la vacuna.

ŔEl Čcoronavirus asesinoÇ justifica excepciones?

A mediados de octubre de 2020, el presidente del Instituto Robert Koch (RKI), Lothar Wieler, dijo a la estaci—n de televisi—n Phoenix: ŇTodos asumimos que las vacunas se aprobar‡n el pr—ximo a–o. Todav’a no sabemos exactamente c—mo funcionar‡n, quŽ tan bien funcionar‡n, quŽ har‡n; pero soy muy optimista de que habr‡ vacunas ". Ten’a raz—n en todo. Las vacunas est‡n aqu’ y se est‡n administrando en masa, pero no sabemos si funcionan, quŽ tan bien funcionan o quŽ hacen. Es por eso que estas vacunas no han recibido la aprobaci—n regular de la UE, sino solo una Ňaprobaci—n condicionalÓ para uso de emergencia (1). En los pr—ximos 2 a–os, se revisar‡ si sus beneficios superan los riesgos. Cada

4 Bhakdi / Rei§, Corona desenmascarada

 

La persona que se vacuna ahora es parte de este gran experimento. Pero, por supuesto, Ásin ninguna responsabilidad! Porque con las vacunas bajo reglas de emergencia, los fabricantes no ofrecen garant’a alguna, en caso de reacciones graves, o incluso en caso de muerte, est‡n libres de cualquier responsabilidad.

Especialmente para vacunas basadas en genes completamente nuevas, como las vacunas de ARNm contra el SARS-CoV-2, un estudio cuidadoso de los posibles riesgos ser’a particularmente importante, porque de acuerdo con el estado actual del conocimiento cient’fico, una variedad de son concebibles efectos secundarios graves.

Por lo tanto, es aśn m‡s sorprendente que no existan estudios significativos sobre la eficacia y seguridad de estas nuevas vacunas, pero al mismo tiempo, los gobiernos europeos ya han reservado estas mismas vacunas para la poblaci—n en grandes cantidades. cantidades. Tampoco fueron factibles esos estudios en el corto tiempo disponible. Tres compa–’as farmacŽuticas estaban a la vanguardia de la loca carrera por la muy lucrativa aprobaci—n de emergencia: AstraZeneca con su vacuna vector de ADN basada en un adenovirus, y Biontech / Pfizer, as’ como Moderna con sus vacunas de ARNm. El 21 de diciembre de 2020, la Comisi—n de la UE aprob— la vacuna Biontech / Pfizer, seguida poco despuŽs el 6 de enero por la aprobaci—n de la vacuna Moderna; y el 29 de enero, AstraZeneca tambiŽn recibi— la aprobaci—n de la UE. Si bien anteriormente se sab’a que las pruebas cl’nicas cuidadosas de una nueva vacuna tomaban al menos entre 7 y 10 a–os, ahora todo el proceso se ha reducido a solo meses. ŔPodr’a haber datos fiables sobre la mesa en tan poco tiempo, de modo que

Bhakdi / Rei§, Corona desenmascarada 5

 

el pśblico podr’a sopesar riesgo versus beneficio? Por supuesto que no. Sin embargo, todo fue aceptado y comprado sin ser visto por las autoridades de Europa. Por el contrario, las autoridades sanitarias indias dijeron NO a la vacuna Biontech / Pfizer porque la seguridad de la poblaci—n no estaba garantizada (2).

ŔProtegen las vacunas actuales contra

ŔInfecci—n grave por SARS-CoV-2?

De hecho, no se pudo demostrar un efecto protector contra la enfermedad COVID-19 grave y posiblemente mortal en modelos de monos con ninguna de las vacunas (3-5). Todos estos ensayos enfrentaron el mismo problema crucial: los monos infectados nunca se enfermaron gravemente, con o sin vacunaci—n (6). Los monos pueden modelar la infecci—n, pero no la forma peligrosa de la enfermedad.

ŔQuŽ dicen los ensayos en humanos?

Los principales medios de comunicaci—n difundieron con jśbilo los comunicados de prensa de las empresas sin hacer nunca preguntas cr’ticas. As’, de los medios de comunicaci—n aprendemos que la protecci—n es un e una infecci—n (15). Entonces, ŔquŽ valor tiene la afirmaci—n sin fundamento de que la propagaci—n de la infecci—n se redujo masivamente con la vacuna AstraZeneca? NADA.

Cualquiera que tenga la m‡s m’nima idea sobre las infecciones y la defensa inmunol—gica tambiŽn sabe que el concepto mecanicista de la vacunaci—n contra el SARS-CoV-2 que se presenta al pśblico es amateur e ingenuo desde el principio. Los anticuerpos inducidos por la vacuna circular‡n en su mayor parte en el torrente sangu’neo. Para hacer una analog’a, los lectores pueden imaginar que ellos mismos son tales anticuerpos, sentados juntos en la sala de estar, que representa un vaso sangu’neo de los pulmones. Ahora el virus llega a la casa, sin molestarse en tocar el timbre, simplemente agarra la manija de la puerta y entra al pasillo: la cŽlula pulmonar. ŔC—mo podr’as evitar que lo haga, mientras est‡s sentado en la sala de estar? No puedes.

B‡sicamente, los anticuerpos solo pueden ayudar a prevenir la propagaci—n de un intruso a travŽs del torrente sangu’neo. Pero esa no es la protecci—n principal contra un ataque del aire contra los pulmones. Y esa es precisamente la raz—n por la que no existe una protecci—n vacunal verdaderamente eficaz contra las infecciones respiratorias, incluida la gripe.

10 Bhakdi / Rei§, Corona desenmascarada

 

Si los beneficios de las vacunas son m‡s que cuestionables, ŔquŽ pasa con los riesgos?

Leemos en los principales medios de comunicaci—n: despuŽs de todo, las vacunas de ARNm no son nuevas. Eso es cierto, pero NUNCA se han utilizado en humanos para combatir una infecci—n viral. Y los seres humanos nunca han sido inoculados con genes virales recombinantes, en forma de ADN o ARNm.

En consecuencia, las vacunas estuvieron bajo una nube oscura desde el principio. Con las tres vacunas basadas en genes, se observaron efectos secundarios inmediatos perturbadores, pero cuidadosamente ocultos de la conciencia general: hinchaz—n y dolor severos en el lugar de la inyecci—n, fiebre alta y escalofr’os, dolor de cabeza severo, dolor de extremidades y mśsculos en todo el cuerpo. , diarrea, n‡useas, v—mitos. Muchas personas vacunadas estaban tan enfermas que no pod’an trabajar. En el estudio de AstraZeneca, los efectos secundarios fueron tan graves que el protocolo del estudio tuvo que cambiarse a la mitad: en las śltimas etapas, los participantes del estudio recibieron altas dosis del medicamento acetaminofeno para aliviar el dolor y la fiebre para poder realizar la vacunaci—n. razonablemente tolerable (16). Estos cambios de protocolo en medio de un estudio en realidad no est‡n permitidos en absoluto. ŔPor quŽ se hizo una excepci—n aqu’?

Pero eso no es todo. El estudio AstraZeneca se interrumpi— en julio y septiembre de 2020 debido a la aparici—n en los vacunados de una enfermedad autoinmune extremadamente rara, que afecta la mŽdula espinal (17). La Ňmielitis transversaÓ se asocia con par‡lisis y normalmente ocurre con una frecuencia muy baja de aproximadamente 3 por 1 mill—n de habitantes, cada a–o. Es sorprendente,

Bhakdi / Rei§, Corona desenmascarada 11

 

luego, que 2 de esos casos ocurrieron entre un nśmero relativamente peque–o de personas vacunadas. AstraZeneca anunci— d’as despuŽs: calma a la gente, la primera persona de prueba ten’a esclerosis mśltiple incipiente, el segundo caso fue una mera coincidencia desafortunada. ÁEl espect‡culo va a seguir! Y as’ fue: AstraZeneca sigui— avanzando. Pero no solo AstraZeneca, tambiŽn lo hicieron todos los dem‡s. La vacuna Biontech / Pfizer provoc— par‡lisis facial aguda en 4 participantes y la vacuna Moderna en 2, sin aclarar la causa (18). La actitud predominante fue, aparentemente: ŔPor quŽ molestarse con tales detalles si la carrera est‡ en marcha para salvar a la poblaci—n mundial de la ruina, para bien o para mal?

Eventos comparables ocurrieron con los competidores Moderna y Biontech / Pfizer. Con ambas vacunas, los voluntarios sufrieron efectos secundarios generales igualmente graves. Esta oraci—n podr’a trasladarse a la discusi—n de las reacciones febriles generales a la vacuna AstraZeneca.

Nunca se ha observado tal variedad de efectos secundarios inmediatos con ninguna otra vacuna. En Estados Unidos, al comparar el nśmero de efectos secundarios reportados de diferentes vacunas durante los 2 śltimos a–os, la vacuna COVID-19 ya se destaca, aunque solo fue aprobada en diciembre de 2020 (19).

ŔEs peligrosa la vacuna de ARNm?

ÇNoČ es la respuesta que se esparce por todas partes. Esto se debe a que 1) la vacuna se introduce solo en nuestro cuerpo

12 Bhakdi / Rei§, Corona desenmascarada

 

la informaci—n de una peque–a parte del virus, de la denominada prote’na de pico, lo que significa que no hay ningśn virus intacto que pueda propagarse, y 2) la vacuna s—lo imita lo que tambiŽn har’a la naturaleza. Los virus intactos tambiŽn liberan su material genŽtico en nuestras cŽlulas cuando atacan, convirtiendo nuestras cŽlulas en f‡bricas de virus. Entonces, no hay ningśn problema, Ŕverdad?

Lejos de ahi. Una infecci—n respiratoria natural generalmente afecta solo al tracto respiratorio en s’. Si, en el peor de los casos, se produce la muerte celular, el da–o es local y puede repararse con relativa facilidad.

Sin embargo, con una vacuna, la informaci—n genŽtica viral se inyecta en el mśsculo. Muchos creen que los genes virales empaquetados permanecen en el lugar de la inyecci—n, es decir, dentro del mśsculo. Los genes ser’an tÁComienza la batalla fraternal! Inflamaci—n de los ganglios linf‡ticos. Dolor. Los linfocitos se psiquean entre s’ y luego emergen de los ganglios linf‡ticos para buscar m‡s enemigos.

S’, all’, Álas cŽlulas musculares! ÁÁÁAll’ est‡n!!! ÁÁÁAtaque!!! En el lugar de la inyecci—n enrojecimiento, hinchaz—n, dolor intenso.

Pero ahora la pesadilla.

Esto se debe a que las sustancias con molŽculas peque–as, por ejemplo, el azścar en sangre, pueden filtrarse f‡cilmente de la sangre al tejido, mientras que las molŽculas grandes, como las prote’nas, no. Para ellos, las paredes de los vasos son estrechas gracias al revestimiento con una capa de cŽlulas: las cŽlulas endoteliales.

ŔC—mo son los paquetes de genes, grandes o peque–os? 16 Bhakdi / Rei§, Corona desenmascarada

 

Correcto, en comparaci—n con el azścar en sangre, ciertamente son grandes. Por lo tanto, una vez que ingresan al torrente sangu’neo, permanecer‡n en la red cerrada de tubos vasculares al igual que las cŽlulas sangu’neas. Una peque–a parte de ellos es absorbida por los gl—bulos blancos. Sin embargo, es de suponer que la mayor’a de las f‡bricas de virus se establecer‡n en las cŽlulas endoteliales, es decir, en la capa celular m‡s interna de los propios vasos sangu’neos. Esto suceder’a principalmente donde la sangre fluye lentamente, dentro de los vasos m‡s peque–os y m‡s peque–os, porque los paquetes de genes pueden ser absorbidos de manera particularmente eficiente por las cŽlulas all’ (30).

Luego, las cŽlulas endoteliales producen la prote’na de pico viral y colocan los desechos en la puerta, en el lado que mira hacia el torrente sangu’neo, donde los linfocitos asesinos patrullan. Esta vez, la lucha es unilateral. Las cŽlulas endoteliales no tienen defensa.

Lo que sucede entonces solo se puede adivinar. La lesi—n del revestimiento vascular generalmente conduce a la formaci—n de co‡gulos de sangre. Esto probablemente suceder’a en innumerables vasos en innumerables lugares del cuerpo. Si ocurre en la placenta, podr’a resultar en un da–o severo al ni–o en el śtero.

Estremecimiento.

ŔExiste evidencia de que estŽ ocurriendo algo as’? S’, se habla de trastornos sangu’neos raros en los que habr’a que investigar un posible v’nculo con la vacunaci—n (31). Sorprendentemente, hay informes de pacientes en los que se observ— una fuerte ca’da de las plaquetas sangu’neas (trombocitos). Esto encajar’a con la hip—tesis presentada aqu’, porque las plaquetas se activan y se consumen en los sitios de formaci—n de co‡gulos de sangre.

Bhakdi / Rei§, Corona desenmascarada 17

 

ŔPodr’a comprobar si la suposici—n es correcta? Si. Los resultados de laboratorio proporcionan informaci—n inmediata sobre si la coagulaci—n sangu’nea est‡ en curso. Las autopsias podr’an aclarar si se han formado co‡gulos en los vasos peque–os. Y mientras tanto, se podr’a considerar si se deben administrar anticoagulantes a los pacientes como medida preventiva. TambiŽn podr’a valer la pena considerar la administraci—n de preparaciones de cortisona para reducir la actividad de los linfocitos.

Actualmente hay un flujo continuo de informes sobre muertes que ocurren en todo el mundo en estrecha relaci—n temporal con la vacunaci—n. Oficialmente se dice, por supuesto, que la vacunaci—n no tiene nada que ver con estas muertes. Son casi todas las personas mayores con numerosas enfermedades preexistentes las que habr’an abandonado pronto este mundo de todos modos. Si eso fuera as’, probablemente ningśn ser humano inteligente y comprensivo pueda comprender por quŽ esta pobre gente todav’a tuvo que ser inoculada con una vacuna pobremente caracterizada tan poco tiempo antes de su muerte natural.

ŔQuŽ podr’a causar la muerte en una persona fr‡gil horas o d’as despuŽs de la vacunaci—n? Son concebibles varios efectos.

1. estrŽs por la propia vacunaci—n; reacciones alŽrgicas.

2. ataque autoinmune. Los linfocitos tambiŽn son operativos en la vejez. En las personas mayores con enfermedades preexistentes, el ataque a las f‡bricas de virus podr’a ser la gota que colm— el vaso.

3. Se vuelve algo m‡s complicado cuando tambiŽn entra en juego una infecci—n simult‡nea con el SARS-CoV-2. En varios hogares de ancianos, se han

18 Bhakdi / Rei§, Corona desenmascarada

 

aparentemente, hubo brotes de COVID-19 solo en los d’as posteriores a la vacunaci—n de los residentes. Divertido, divertido: hasta ese momento, apenas se hab’an presentado casos en toda la zona y se hab’an seguido todas las medidas de higiene. Hubo brotes incluso despuŽs de la segunda inyecci—n de la vacuna (32,33), una indicaci—n clara y esperada de que la vacunaci—n no protege contra la infecci—n.

Creo que aqu’ hay que distinguir entre los pacientes con una infecci—n latente sin preexistentes; es concebible (aunque poco probable) que aquellos sin infecci—n estŽn protegidos, mientras que aquellos con la infecci—n mueran.

Es m‡s, parece que sobre todo los vacunados est‡n muriendo. ŔEs esta quiz‡s la exacerbaci—n de enfermedades relacionadas con el sistema inmunol—gico que tenemos motivos para temer? ŔNo es causado por anticuerpos, sino por linfocitos asesinos activados? ŔY no podr’a suceder esto en ningśn momento a alguien vacunado: ma–ana, al d’a siguiente, la semana que viene, el pr—ximo oto–o? Porque los linfocitos tienen la memoria de un elefante. Y reconocen algo que se ve similar en todos los coronavirus: la basura molecular que producen las cŽlulas infectadas por el virus. Es decir, la exacerbaci—n de la enfermedad inducida por linfocitos Se podr’a decir que esta progresi—n podr’a ocurrir con cualquier infecci—n con un virus relacionado. En cualquier persona vacunada Ňcon ŽxitoÓ, joven o mayor, y en cualquier momento en un futuro cercano o lejano.

Bhakdi / Rei§, Corona desenmascarada 19

 

Conclusi—n

Las vacunas basadas en genes recibieron la aprobaci—n de emergencia a la velocidad del rayo para combatir un virus que no es m‡s peligroso que la influenza (34). Ahora hay pruebas claras de que las personas pueden enfermarse gravemente y morir a causa de estas vacunas. Nunca se ha demostrado ningśn beneficio de la vacunaci—n en el mundo real. Hasta que no se disponga de datos fiables y convincentes, no se debe permitir que continśe este experimento humano de alto riesgo.

Referencias

(1) www.ema.europa.eu/en/documents/product-informati- on / comirnaty-epar-product-information_de.pdf

(2) https://m.dw.com/en/india-pfizer-withdraws-covid-vac- cine-application-for-Emergency-use / a-56462616

(3) https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2020.12.11.4 21008v1

(4) https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJ- Moa2024671

(5) https://www.nature.com/articles/s41586–020–2608-y (6) https://science.sciencemag.org/content/368/6494/1012.

largo

(7) https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/

NEJMoa2034577? Query = Featured_home

(8) https://www.bmj.com/content/371/bmj.m4037

(9) https://www.bmbf.de/de/90-prozent-der-deutschen-tra-

gen-die-herpes-simplex-viren-vom-typ-1-in-sich-4310.

html

(10) https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32453686/ (11) https://www.nature.com/articles/s41467–020–

19802-w

20

Bhakdi / Rei§, Corona desenmascarada

 

(12) https://www.nature.com/articles/s41591–020–1046–6 (13) https://www.rki.de/DE/Home/homepage_node.html (14) https: // art’culos .ssrn.com / sol3 / papers.cfm? abstract_

id = 3777268

(15) https://www.who.int/news/item/20–01–2021-who-in-

aviso-de-formaci—n-para-usuarios-de-ivd-2020-05 (16) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/

PMC7445431 /

(17) https://www.aerztezeitung.de/Nachrichten/Astra-

Zeneca-stoppt-Corona-Impfstudien-412708.html

(18) https://www.rki.de/DE/Content/Infekt/Impfen/Mate- rialien / Downloads-COVID-19 / Aufklaerungsbogen-de.

pdf? __ blob = archivo de publicaci—n

(19) https://wonder.cdc.gov/

(20) https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJM-

ra2035343

(21) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/

PMC6829615 /

(22) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/

PMC6383180 /

(23) https://jvi.asm.org/content/85/20/10582 (24) https://www.jstage.jst.go.jp/article/

jvms / 60/1 / 60_1_49 / _art’culo

(25) https://jbiomedsci.biomedcentral.com/articles/10.1186/

s12929–020–00695–2

(26) https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/ijcp.13795 (27) https://www.researchsquare.com/article/rs-35331/v1 (28) https://doi.org /10.1016/j.cell.2020.05.015

(29) http://dx.doi.org/10.1016/j.cell.2020.08.017

(30) https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1002/

adma.201906274

(31) https://www.nytimes.com/2021/02/08/health/immu-

ne-trombocitopenia-covid-vacuna-sangre.html

(32) https://www.br.de/nachrichten/deutschland-welt/ge-

impfte-altenheim-bewohner-positiv-auf-corona-varian-te-getestet, SOLqrXv

Bhakdi / Rei§, Corona desenmascarada 21

(33) https://www.welt.de/vermischtes/article225923129/ Landkreis-Osnabrueck-Trotz-zweiter-Impfung-Aus- bruch-von-Corona-Variante-in-Altenheim.html

(34) https://www.who.int/bulletin/online_first/ BLT.20.265892.pdf