Resumen de los Conceptos Chinos sobre los cuales esta basada la idea de la “Flor de Oro” o del “Cuerpo” Inmortal

(Anotación del libro “La Flor de Oro”, de Richardt Wilhelm y Karl Gustav Jung, hecha por el traductor al inglés)

 

De Tao, el indivisible, El Grande, surgen los dos principios opuestos de la realidad, La Oscuridad y la Luz, ying y yang. Estos son conceptuados al inicio solo como fuerzas de la naturaleza aparte del hombre. Posteriormente, las polaridades sexuales y otras también se derivan de ellos. De ying viene Kun, lo receptivo femenino ; de yang viene Kien, el principio creador masculino; de ying proviene ming, la vida; de yang, Sing o la esencia.

Cada individuo contiene una mónada central la cual, al momento de la concepción, se divide en vida y esencia, ming y sing. Estos dos son principios supra-individuales, y así pueden relacionarse con eros y logos.

En la existencia personal corpórea del individuo ellos están representados por otras dos polaridades, un alma pęo  (o anima) y un  alma Jun (o animus). Durante toda la vida del individuo estos dos están en conflicto, cada uno luchando por el dominio. En la muerte ellos se separan y se van a lugares diferentes. El anima se hunde en la tierra como kuei, un ser-fantasma. El animus  se eleva y se vuelve Shen, un espíritu revelador o dios. Shen puede con el tiempo regresar a Tao.

Si las fuerzas de la vida fluyen hacia abajo, eso es, sin obstáculo hacia y dentro del mundo exterior, el anima es victoriosa sobre el animus; no se desarrolla ningún “cuerpo espíritu” o “Flor de Oro”, y en la muerte, el ego se pierde. Si las fuerzas de la vida son llevadas a través del proceso de “flujo retroactivo”, esto es, conservadas y hechas “elevarse” en vez de permitir disiparse, el animus ha sido el victorioso y el ego persiste luego de la muerte. Es entonces poseído de Shen, el espíritu revelador. El hombre que se mantenga en el camino de conservación a través de toda la vida puede alcanzar el estado de la “Flor de Oro”, la cual entonces libera al ego del conflicto de los opuestos y nuevamente se torna parte de Tao, el indivisible, El Grande.